Comunicado de Asoprudea a la Opinión Pública

asesinatos lideresMedellín, mayo 15 de 2019

Con indignación el fin de semana recibimos dos noticias graves para la democracia y sobre todo para el futuro y la viabilidad de país.

La primera las amenazas persistentes a la vida y la integridad de líderes sociales, esta vez dirigidas a las voceras estudiantiles Jennifer Pedraza y Julieth Rincón quienes se han destacado en su labor de la defensa de la educación pública en el marco de la movilización nacional, las compañeras siguen siendo parte de la Mesa Nacional de Negociación que convoca voluntades de diálogo y seguimiento a los acuerdos firmados con el gobierno nacional el pasado 14 de diciembre.

La segunda, el aleve asesinato del médico rural, Doctor Cristian Camilo Julio Arteaga, quien ejercía en el municipio de El Bagre Antioquia, después de haber sido becado durante toda su carrera en la Universidad del Sinú.

La vida es sagrada y su interrupción abrupta o su amenaza debe indignarnos, porque nos ofende profundamente y porque muestra al Estado Colombiano incapaz de ofrecer las garantías de la labor desempeñada por hombres y mujeres, en este caso jóvenes llenos de futuro, con sueños y promesas por cumplir que las hacemos propias. Conminamos a las autoridades y órganos correspondientes a:

  • Redoblar esfuerzos por esclarecer los hechos y ubicar a los responsables.
  • Reforzar el cuidado y la especial protección que personas como las voceras estudiantiles requieren, para el desarrollo de su labor.
  • Garantizar las condiciones para el trabajo de los equipos de salud y de las y los defensores de los derechos humanos en todo el territorio nacional.

La defensa de los derechos humanos, así como la garantía de estos nos conciernen como sociedad, nos llama a su defensa y a rodear a las personas que los garantizan, nos hacen falta todas las manos en ese propósito para construir país y remontar la guerra, pues ellas son indispensables. El liderazgo de estas compañeras, así como el de Francia Márquez, mujeres jóvenes comprometidas debe resguardarse y su ejercicio debe garantizarse.

El asesinato del médico rural y del cineasta Mauricio Ledezma, promotor de los derechos humanos debe interpelarnos como sociedad para indignarnos, para rechazar enfáticamente el desprecio por la vida por quienes son proclives a la guerra, al caos y al conflicto social permanente.

Que la construcción de país en paz no nos cueste la vida, justicia y Estado Social garante de Derechos YA.

JUAN ESTEBAN PÉREZ MONTES                    SARA YANETH FERNÁNDEZ MORENO

Presidente                                                                 Secretaria

ASOCIACIÓN DE PROFESORES DE LA UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

Descargar documento AQUÍ

icon6 icon5 icon3 icon2 icon1 icon4

Asociación de Profesores de la Universidad de Antioquia. Todos los derechos reservados | Medellín 2014

Desarrollado por: Desarrollo web Coviper net services

Casino Bonus at bet365 uk

Redes Sociales

f1

t1

y1

y1

y1