Super Usuario

Super Usuario


WhatsApp Image 2020 02 20 at 7.06.56 PM

-El Alma no se toca-

Febrero 21 de 2020

Las y los profesores de la Universidad de Antioquia rechazamos la vulneración a la autonomía universitaria-conquista histórica de las universidades públicas- con el ingreso al campus universitario de la Universidad de Antioquia del Escuadrón Móvil Antidisturbios –ESMAD- en la tarde de este 20 de febrero.  Esta acción violenta no sólo vulnera gravemente la Autonomía Universitaria consagrada en la Constitución Política, sino que constituye una afrenta al espíritu político y de transformación de la sociedad, ejes misionales de las Universidades Públicas, los cuales se expresan en el diálogo, el pensamiento crítico, el intercambio de ideas, la ciencia, y la cultura y en la apuesta por avanzar en la construcción de paz con justicia social.

La decisión autoritaria del Alcalde Daniel Quintero de imponer unilateralmente un comunicado mal llamado “protocolo” para la intervención de la fuerza pública al interior de la Universidad es una extralimitación de sus competencias constitucionales y legales como primera autoridad política del municipio, refleja una concepción autoritaria del tratamiento de los conflictos sociales en nuestra comunidad, además denota su carácter clasista y xenófobo al afirmar por ejemplo, la presencia de infiltrados Venezolanos por ser limpia vidrios en las manifestaciones. Además, surge una pregunta si el comunicado del Alcalde dice que autorizaría “el ingreso de la fuerza pública con equipos antiexplosivos”.

Impugnamos la actitud complaciente y timorata del Consejo Superior y del Rector de nuestra Alma Mater frente a la agresión de las autoridades civiles y policiales contra la comunidad universitaria, sus bienes y su entorno natural e institucional. Exigimos un pronunciamiento claro y contundente en defensa de la Autonomía Universitaria y de los derechos que nos asisten.

Estos sucesos tienen como excusa el control a los “vándalos” pero hacen parte de la política sistemática del gobierno nacional de estigmatizar la legítima protesta social y desactivar el amplio movimiento social expresado en las calles desde el 21N (Paro Nacional 21 de noviembre 2019) frente a la imposición del paquetazo neoliberal de Duque por lineamientos del Fondo Monetario Internacional-FMI, y que ha tenido como motor al estudiantado universitario.

Con la decisión del Alcalde la universidad vuelve a estar catalogada como amenaza y enemigo de la sociedad, pero en este país los problemas son otros, por ejemplo, la pobreza, las inequidades y desigualdades, la escasez de oportunidades, la tradición de la dirigencia colombiana de usar su brazo armado contra la población, la vulneración sistemática de los derechos humanos a los líderes, los jóvenes y las comunidades, las violencias contra las mujeres y las niñas, la estigmatización y la represión violenta contra la protesta social y el pensamiento crítico.

Las decisiones de la Asamblea de profesores frente a los hechos ocurridos el día de ayer, son:

  1. Nos declaramos en Asamblea Permanente hasta que el Alcalde Daniel Quintero reverse el mal llamado “protocolo” inconsulto y antidemocrático que permite el ingreso de las fuerzas militares a los campus universitarios.
  2. La conformación de una Mesa de trabajo por la universidad pública, intersectorial y multiestamentaria donde tengan cabida los estamentos universitarios, las autoridades del departamento, del municipio en cabeza del alcalde y sectores de la sociedad amigos de la universidad pública y de la educación como derecho, para definir los mecanismos de garantías plenas al derecho a la protesta y la movilización social, al derecho a la educación sin imposición por la fuerza de un pensamiento único que desconoce la diversidad y la pluralidad de la sociedad y de la Universidad.
  3. Llevar este debate a la opinión pública nacional e internacional en defensa de la Educación y la Universidad Pública y de las garantías para el ejercicio de la democracia y de los derechos de la ciudadanía para acabar con la estigmatización sistemática de la labor docente y la persecución del pensamiento crítico, que perjudica y afecta nuestro trabajo, nuestro buen vivir y nuestro mejor estar, especialmente para hacer lo que mejor hacemos: investigar, formar, debatir, proponer y construir desde los ejes misionales a los que nos consagramos. La acción desmedida e indiscriminada del ESMAD no resuelve la problemática de violencia al interior de la universidad y por el contrario agrava la situación de indefensión y vulnerabilidad de estudiantes, trabajadores, profesores y habitantes hombres y mujeres del Alma Mater. Acompañar las movilizaciones y la presencia cotidiana al interior del campus universitario, a través de una brigada de cuidado y observatorio para las libertades que será integrada por profesores de distintas unidades académicas, bajo la capacitación en derechos humanos ofrecida por profesores de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de nuestra universidad.
  4. La Asamblea de profesores ratifica su apoyo y acompaña la agenda de movilización nacional contra el paquetazo Duque-FMI, invita a la comunidad universitaria a estudiar y profundizar concienzudamente las solicitudes básicas del paro nacional decretado desde el pasado 21N, y a participar de la agenda de actividades que seguirán programándose en los próximos días.
  5. Citar a próxima asamblea de profesores el jueves 27 de febrero a las 9:00 a.m. en lugar que oportunamente se informará.

Quienes abrazamos la paz no caminamos al lado de la guerra. No seremos el laboratorio para el desarrollo de una estrategia de miedo y de terror agenciado por el gobierno nacional y facilitado por el gobierno local, no cederemos al miedo, a la amenaza ni al estigma.

ASAMBLEA GENERAL DE PROFESORES

UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

montaje UNhttps://youtu.be/Ly601aEfc-o

Solidaridad y apoyo a los colegas de la U Nacional y la UPN en Bogotá

Rosembert Ariza, Miguel Ángel Beltrán y Nubia Ruiz, docentes adscritos al departamento de Sociología de la Facultad de Ciencias Humanas, Universidad Nacional, y Renán Vega, docente de la Universidad Pedagógica Nacional, en Bogotá, están siendo víctimas de un posible montaje judicial, que cuenta con acciones previas de hostigamiento y persecución tanto a los profesores como a su entorno familiar.

El pasado 27 de enero de 2020 llegó a la oficina del profesor Rosembert Ariza (ubicada en la Universidad Nacional de Colombia, sede Bogotá) un paquete sellado, en el que se remitía un escrito, con el emblema del Movimiento Revolucionario del Pueblo [MRP], firmado por Remedios La Bella, militante del MRP. Al final del texto, aparecen los nombres de los colegas y junto a cada uno de estos el correo de contacto remedioslabellamov@outlookcom. Los hechos configuran un montaje con el que pretenden responsabilizar a los profesores de un texto que no es de su autoría, pero que podría dar lugar a un proceso judicial contra ellos, cuando se reconocen en el ámbito académico por su pensamiento crítico.

Este tipo de acciones que enlodan el nombre de los colegas y de las universidades públicas donde trabajan, en un ambiente de polarización como el actual, genera graves consecuencias personales contra los profesores y entorno inmediato, razones por las cuales los rodeamos y los apoyamos en defensa de su integridad personal, de la libertad de cátedra, del libre pensamiento, que debe ser la característica permanente de la academia. La campaña del miedo, de la incriminación y de la criminalización de la protesta social, así como la persecución a profesores críticos en el análisis de la coyuntura nacional, no solo estigmatizan la labor universitaria, sino que inmoviliza y genera miedo y/o apatía en la población en general.

Rechazamos vehementemente esta forma de señalamiento y descalificación, rodeamos a los colegas y a sus familias a quienes ofrecemos nuestro apoyo y solidaridad, y les decimos que no están solos y que somos muchas y muchos profesores universitarios comprometidos con la labor académica universitaria, que camina de la mano con la inconformidad generalizada de diversos actores sociales que se expresa hoy en las calles, porque somos uno de ellos. Esperamos que las directivas de ambas universidades Nacional y Pedagógica se pronuncien al respecto, así como el SUE y que de manera solidaria diferentes expresiones académicas y universitarias se sumen a este llamado. El Silencio No es alternativa para la universidad pública y menos en un contexto como el colombiano; proteger a quienes hacen parte de la comunidad universitaria es proteger a la universidad como bien público al servicio de la sociedad.

¡El profesorado luchando también está educando!

JUAN ESTEBAN PÉREZ MONTES                   SARA YANETH FERNÁNDEZ MORENO

Presidente                                                            Secretaria

JUNTA DIRECTIVA

Asociación de Profesores de la Universidad de Antioquia

Descargar documento AQUÍ [+]

fotoasamblea3dic2019

Martes 3 de diciembre de 2019

Y la muerte no tendrá señorío

Dylan Thomas.

La Asamblea General de Profesores reunida en el auditorio 10-103 de la Ciudad Universitaria, recibió el informe del profesor Román Restrepo Villa. En este informe el profesor Restrepo presentó los motivos que impulsan el actual movimiento ciudadano y explica la vigencia de dichas causas en el contexto de la movilización nacional y los peligros que implican para la seguridad y el bienestar social las medidas regresivas que promueve el gobierno de Iván Duque. Lo anterior es justificación suficiente para mantener vivo el movimiento, que por demás reclama reivindicaciones legítimas desde el punto de vista de los derechos humanos y las garantías constitucionales que los ampara.

Se presenta al pleno la renuncia irrevocable de nuestras voceras a la Mesa Nacional de Diálogo y a la Mesa Técnica de Derechos Humanos. Por votación mayoritaria la Asamblea General de Profesores de la Universidad de Antioquia decide retirarse de la Mesa de Diálogo Nacional y de las Mesas Técnicas en las que tiene asiento, tanto las renuncias de las voceras como el retiro de las y los participantes de las Mesas se fundamenta en la inoperancia del espacio, la evidente falta de voluntad de parte del gobierno en concertar mecanismos de trabajo y concreción de resultados efectivos con cada punto de negociación.

Por amplia mayoría, la Asamblea decide Mantener la Asamblea Permanente Indefinida con evaluación semanal de la medida. Con análisis de la coyuntura local, regional y nacional y la elaboración de agenda interna de trabajo por claustros, jornadas multiestamentarias y programación de actividades de ciudad, relacionadas con la movilización nacional. Instamos a nuestros colegas, hombres y mujeres, para que promuevan y participen de las actividades relacionadas con el Paro Nacional, en este mismo sentido se invita a realizar claustros por unidades académicas o por áreas que nutran la discusión. Nuestra próxima Asamblea será el jueves 12 a las 9:00 a.m. en el auditorio 19-104.

Consternada y afligida la Asamblea con la muerte del estudiante Julián Andrés Orrego Álvarez, manifestamos nuestro inmenso dolor, desconcierto y tristeza, nos solidarizamos con su familia, extendemos nuestro abrazo a la comunidad académica de Robledo quien lo reconoce como líder y activista del espacio asambleario y de la movilización nacional. Creemos con firmeza que la Universidad debe ser un espacio para la discusión, el debate, pero, sobre todo, para la vida, la creación, la palabra y el conocimiento al servicio de la sociedad en su conjunto, del buen vivir y del mejor estar.

Recordamos a los profesores de cátedra que debe presentarse al aula de clase y firmar asistencia en la vicedecanatura o secretaría encargada en cada unidad académica. Al profesorado en general, que el aula de clase será por estos días, el espacio de encuentro, de diálogo y análisis de la situación, para la formación ciudadana y universitaria por tanto se recomienda no hacer evaluaciones ni adelantar contenidos temáticos de las materias en curso.

Descargar documento [+]

Arpub logo

Popayán, 29 de noviembre de 2019 

Luego de dos días de análisis y discernimientos sobre la compleja situación que atraviesa el país, dentro de la cual el problema estructural de la Educación Superior ocupa un espacio importante, los(as) integrantes de ARPUP declaramos ante las comunidades universitarias y de la educación superior en particular y ante la opinión pública y ciudadana en general que:

1. El Paro Nacional, iniciado el jueves 21 de noviembre (21N), se convierte en la máxima expresión de inconformismo del pueblo colombiano frente a una historia de exclusión y desigualdad gestada por las elites gobernantes del país, las cuales responden a grupos de poder económico y político locales que a su vez atienden los mandatos de organismos de la banca multilateral como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Interamericano de Desarrollo y, en los últimos años, a los mandatos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico OCDE.

2. ARPUP no hará parte de “Conversaciones” aisladas o diálogos separados que fraccionen el Comité Nacional de Paro, en virtud de comprender el alcance político de este espacio que recoge el sentir de todos los colombianos sometidos al influjo nefasto de las políticas neoliberales, posicionadas desde hace más de tres décadas por los diseñadores del statu quo a nivel mundial.

3. El despertar del pueblo latinoamericano es consecuencia natural del abandono y postración al que, fruto de un modelo de institucionalidad extractiva en lo político y en lo económico, le han condenado las clases dirigentes y políticas quienes, desde el ejecutivo y el legislativo, han hecho todo lo posible por aplicar de manera servil las medidas dictadas desde los centros de poder mundial, sin detenerse a revisar los efectos nocivos de la implementación de directrices que no obedecen a las condiciones de libre autodeterminación de los pueblos.

4. Las leyes, decretos, reglamentaciones, planes y programas de los diferentes gobiernos, menoscaban la dignidad humana en materia de salud, educación, trabajo decente, régimen pensional, derechos de los indígenas, reivindicaciones de las negritudes, posicionamiento de las mujeres, derechos y garantías de los niños, de los jóvenes, de los campesinos, de los adultos mayores, de las minorías y de tantos colombianos dejados a su suerte por un Estado indolente que no ha sabido responder a las necesidades y demandas ciudadanas.

5. La pérdida progresiva y acelerada de gobernabilidad del Presidente Duque, se produce como consecuencia directa de su incapacidad de escucha para sintonizarse con las justas reclamaciones del pueblo colombiano y de su actitud obcecada en cuanto a la negativa para dialogar de manera directa con los líderes del Paro nacional iniciado el jueves 21 de noviembre. La soberbia y los egos infundados pueden generar consecuencias indeseables cuando no se está en capacidad de leer la realidad del contexto colombiano.

6. En el caso particular de la Mesa de diálogo para la construcción de acuerdos para la educación superior, espacio derivado de las movilizaciones de 2018 y de los Acuerdos suscritos en la Casa de Nariño el 14 de diciembre del mismo año, ARPUP declara que se mantiene en la Mesa nacional de diálogo y en las mesas técnicas para velar por la implementación integral de todos y cada uno de los dieciocho puntos acordados, pero hace un llamado vehemente y categórico al gobierno nacional para que honre dicho Acuerdo, en especial dando cumplimiento cabal a los puntos que han sido objeto de claro y abierto incumplimiento como los relacionados con i) Recursos de saldos apropiados y no comprometidos para las IES públicas y Colciencias; ii) Modificación a los artículos 86 y 87 de Ley 30; iii) Formalización de profesores ocasionales y catedráticos en las plantas docentes y; en el marco de las Garantías que hacen parte constitutiva de los Acuerdos iv) La no afectación a los derechos salariales y laborales de los docentes; v) Funcionamiento efectivo del “Comité permanente de Derechos humanos del sector educativo en el ámbito de la protesta social”, toda vez que no se han atendido las violaciones o amenazas a los Derechos humanos de quienes han participado de las movilizaciones pacíficas a lo largo y ancho del país. Se destaca como elemento central de los incumplimientos este último punto dadas las implicaciones para la integridad y la vida de los participantes en la protesta.

7. Se rechaza la postura indigna de algunos Rectores del SUE que han mencionado, a través de distintos medios, un supuesto cumplimiento integral del Gobierno respecto al Acuerdo suscrito el 14 de diciembre de 2018. Resulta reprochable a todas luces esta actitud de los representantes legales de las Universidades públicas señalados, quienes desconocen las conquistas alcanzadas por los estudiantes, profesores y trabajadores, valorando de paso y con enorme ligereza el cumplimiento o no de los dieciocho puntos acordados entre las partes. Inadmisible que los balances de los Acuerdos los realicen quienes en lo fundamental no hicieron parte de la construcción de los mismos y emitan mensajes o comunicados públicos que desconocen la realidad.

8. Como organización en la cual confluyen visiones críticas y plurales del profesorado colombiano, ARPUP persistirá en financiación pública y a cargo del Estado para garantizar acceso a educación superior de calidad en un marco de inclusión y respeto a la autonomía universitaria como expresión de su núcleo esencial.

9. ARPUP rechaza categóricamente cualquier tipo de violencia y las acciones de fuerza desmedida y abuso de autoridad por parte del ESMAD, con la estela de muerte que ha cobrado la vida de Dylan Cruz, joven vilmente asesinado por este escuadrón, tienen que parar de inmediato. La violación a la ley 1801 de 2016 en su artículo 56, es un llamado urgente a los organismos nacionales e internacionales de protección a los DDHH sobre la necesidad perentoria de acabar los mecanismos y estructuras represivas del Estado, que lesionan la esencia del derecho a la protesta.

10. Rechazo absoluto al asesinato de líderes y lideresas sociales, de defensores de derechos humanos y de quienes han luchado por garantías para individuos y grupos sociales que han sido objeto de exclusión en un escenario de injusticia y maltrato institucionalizado agenciado desde las esferas de poder del Estado y su dirigencia. De igual manera deploramos con vehemencia las amenazas a Rectores, estudiantes y profesores, en particular las que se han hecho al Rector de la Universidad del Cauca, Dr. José Luis Diago Franco.

11. Impulso decidido a la reivindicación de los derechos de las mujeres y rechazo unánime a cualquier forma de violencia que en contra de ellas se perpetre por parte de distintos actores, para lo cual impulsamos acciones que superen el estigma cultural de carácter patriarcal que menoscaba su dignidad humana.

12. Alerta permanente respecto a los resultados del trámite de la Ley de financiamiento que actualmente cursa en el Congreso de la República, en particular centrando la atención sobre lo que pueda suceder con las exenciones tributarias a los gastos de representación de los profesores universitarios que ya habían sido incorporadas en dicha norma. Ante la eventual “caída” de la ley, se tendrá que exigir al gobierno la garantía de cumplimiento a este punto del Acuerdo.

13. Los campus universitarios no pueden ser objeto de cierre, al contrario, deben reafirmarse como espacios abiertos y foros permanentes de discusión para la expresión libre de las ideas, en aras de construir participativamente el destino que todos los colombianos anhelamos.

ARPUP ratifica con determinación su firme voluntad de continuar en la defensa de la DIGNIDAD de los docentes universitarios y se declara en compromiso inquebrantable con el actual proceso de movilización ciudadana en defensa de los derechos y garantías del pueblo colombiano.

Descargar documento [+]

¡VIVA EL PARO NACIONAL ¡

ASAMBLEA ARPUP

sarafern

Estimadxs colegas, Asamblea General de Profesorxs UdeA

Esta honorable Asamblea ha tenido a bien designarme como vocera en el Comité Permanente de DDHH del sector educativo en el marco de la protesta social, labor que he intentado cumplir en la medida de mis posibilidades con el convencimiento que me caracteriza como activista y defensora de los derechos humanos hace más de veinte años, muchos más de los años que llevo vinculada a la Universidad de Antioquia. 

Los puntos centrales de mis planteamientos en las cinco sesiones que se han llevado a cabo en este Comité y en la Visita de diálogo social que se llevó a cabo a principios de este año han sido:

  1. Ponderación de los daños a la salud, incapacidades, enfermedades crónicas, afectación al ambiente de trabajo producto de los gases, las aturdidoras, las recalzadas y las bombas papas que se lanzan en cada disturbio. Hace falta un estudio sobre la salud mental y las enfermedades crónicas generadas por la permanente exposición a estos químicos, a la contaminación auditiva y al estrés pos traumático de trabajar en tales condiciones. A manera de ejemplo, parte del personal del Bloque 22 sigue presentando ataque de pánico y ansiedad para poder ingresar a sus lugares de trabajo, luego de haber sido evacuados a la fuerza por un grupo de encapuchados que atentaron contra los bienes de la Universidad, bienes públicos.
  2. Reconocimiento del detrimento patrimonial y cálculo aproximado de las pérdidas económicas generado por cada incursión del Esmad, incluye materiales de trabajo, oficinas, equipo, mobiliario. Sin duda hay desfinanciamiento de la Universidad cuando nadie responde por estos cuantiosos daños, máxime cuando son los gases y las aturdidoras del ESMAD los que nos evacúan, además de su ingreso violento a los predios universitarios.
  3. Exigencia de los protocolos de evacuación segura de los predios universitarios, respetando las medidas básicas recomendadas por organismos internacionales como el respeto a los códigos amarillo, naranja y rojo. A la comunidad universitaria NO la puede seguir desalojando el ESMAD, los lacrimógenos, las bombas papas o las aturdidoras. Esto va de la mano con la garantía de salidas seguras y protegidas de las personas presentes en el campus que no son solamente población universitaria, ya que la institución es visitada diariamente por colegios, grupos de la tercera edad, personal en capacitación, consulta de biblioteca, visitas guiadas entre otras. En las últimas ocasiones las personas tuvieron que ser socorridas por personal de la Personería para ser evacuados por la entidad para proteger sus derechos.
  4. EXIGENCIA sin mediación que se cumpla con las convenciones internacionales para la acción de escuadrones como el ESMAD, cuyo fin supuestamente es garante y su labor es disuasoria y persuasiva en caso de disturbios y daños a bienes públicos; se ha demostrado en cada sesión el uso extralimitado de la fuerza, el abuso de los integrantes de estos escuadrones, la violación sistemática de los derechos humanos con golpes, maltratos, tortura a manifestantes, hombres y mujeres, armas recalzadas prohibidas por organismos internacionales porque quedan convertidas en armas letales que producen heridas, quemaduras y laceraciones al entrar en contacto con el cuerpo de las personas, ninguna de estas armas debe dirigirse a la humanidad e integridad física de las y los manifestantes y no puede apuntarse a personas ajenas a la confrontación. Los videos de los últimos días son prueba de todo lo contrario, el lamentable deceso del bachiller Dylan Cruz en la ciudad de Bogotá es prueba irrefutable de un crimen de Estado que NO debió haber ocurrido. Tenemos derecho a la protesta, a la movilización y ese derecho debe ser garantizado y protegido por el Estado. La gobernación de Boyacá la semana pasada planteó en Mesa de diálogo preparatoria para la Jornada del Paro Nacional que el Esmad no estuviera presente en las manifestaciones, estas pudieron llevarse a cabo en completa normalidad sin saldo que lamentar y con la garantía plena de derechos para la ciudadanía. POR LO TANTO, EXIJO EL DESMONTE INMEDIATO DEL ESMAD.
  5. Conformación del Comité de Derechos Humanos Institucional debidamente capacitado, acreditado, reconocido por las partes para la mediación y la interlocución directa en cualquier situación donde se requiera los derechos humanos, no solamente los disturbios, lo cual implica plan de trabajo local conjunto, certificación de las y los integrantes del comité, capacitación básica en el tema, uso de distintivos y línea de contacto directa con las autoridades locales civiles, policivas y militares para la concertación de las diferencias y solicitudes. ESTE COMITÉ NO EXISTE Y NO ESTÁ FUNCIONANDO pese a que la directiva universitaria dice contar con protocolos y dispositivos específicos para la ocasión. Sabemos que si se da la orden de desalojo y cierre de la Universidad las personas que permanezcamos en ella luego de la orden perdemos la cobertura de la ARL y somos sujetos de sanción administrativa por contravenir una directriz institucional.
  6. Tras las amenazas a estudiantes que integraron las mesas de negociación en la pasada movilización y de las mesas multiestamentarias, se ha pedido informe de su situación, garantía de sus derechos y no solamente no hemos visto diligencia de parte de autoridades nacionales y locales en el tema sino que prácticamente la mayor parte de estos estudiantes salieron de los ámbitos de participación, las amenazas surtieron su efecto en la desarticulación organizativa y constituyeron un golpe moral a la dinámica universitaria en general y a la Mesa de Negociación Multiestamentaria en particular.
  7. Reconocimiento de la Universidad de Antioquia como sujeto de reparación colectiva por el conflicto armado interno, como víctima y como victimario. La Universidad pública ha sido sistemáticamente víctima del terrorismo de Estado, la Universidad de Antioquia ha pagado un alto costo por la pérdida de vidas invaluables e irreemplazables. Líneas de pensamiento que significa para cada área generaciones sin la formación ciudadana y el pensamiento crítico de varios de sus profesores que hoy no están en las aulas formando en investigación, formando profesionales, pero sobre todo formando ciudadanos cabalmente comprometidos con el país y la región. Líneas interrumpidas donde el país pierde.

En las Actas de las sesiones llevadas a cabo en Bogotá, en el informe que la Multiestamentaria entregó en su propia mano a la Comisión presidencial de Derechos Humanos para la visita de diálogo social y en los comunicados tanto de la Mesa Multiestamentaria, como de la Asociación y de la Asamblea General de Profesores he dado los informes sobre este y otros puntos en mi labor como vocera. Como nada ha cambiado, nada se ha modificado, al contrario, la garantía de derechos se ha perdido, el terrorismo de Estado se ha recrudecido con el asesinato de líderes y lideresas sociales, hombres y mujeres, indígenas, afro, estudiantes, campesinos, reclamantes de tierra, vulneración de los derechos laborales, sociales y humanos básicos. Me veo en la penosa necesidad de retirarme de la labor de la vocería en el Comité y poner a disposición de la honorable Asamblea General de Profesores y Profesoras que nombren mi reemplazo a la mayor brevedad.

Universitariamente,

SARA YANETH FERNÁNDEZ MORENO

Secretaria Asoprudea, Vocera Asamblea CDDHH

Descargar documento [+]

comunicado importante 2

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA [+]

Medellín, noviembre 25 de 2019

RODEANDO Al Alma: Motivaciones para continuar la movilización nacional

La histórica movilización social del 21 de noviembre -21N- en todo el país, evidencia la inconformidad de diferentes sectores frente al paquete de medidas neoliberales del gobierno Duque, a su desprecio por la vida y la dignidad de hombres y mujeres líderes sociales, niños, indígenas, campesinos, afrocolombianos, estudiantes, trabajadores, reincorporados. Esta acción colectiva debe continuar en una manifestación permanente de democracia directa por la defensa de la paz, los bienes comunes, la educación pública y el carácter sagrado de la vida de todas y todos los colombianos que el Estado está llamado a proteger.

Exaltamos la estoica labor de un grupo de estudiantes y profesores que con palabras de indignación y de rechazo, evitaron que encapuchados cometieran graves actos delictivos en el campus de nuestra Universidad, la casa de todxs, como universidad pública que es. Sin embargo, estos hechos y las características con las que se dieron, nos generan varios interrogantes, como: ¿A quién beneficia este tipo de actos y el terror generado a un día del paro nacional del 21N? ¿Por qué fue saboteada la jornada preparatoria de los diferentes colectivos de la Universidad para participar del paro nacional? ¿Cómo se explica el robo a los cajeros de Cooprudea? ¿Qué hay detrás de todos estos sucesos? Mientras esperamos tener respuestas a estas preguntas debemos insistir en la necesidad que LA UNIVERSIDAD DEBE PERMANECER LIBRE DE TODO TIPO DE VIOLENCIAS.

Rechazamos el uso abusivo de las fuerzas represoras del Estado ya sea Policía, Ejército, Escuadrón Móvil Antidisturbios -ESMAD-, éste último, deslegitimado, no sólo por sus acciones desmedidas contra quienes ejercen el legítimo derecho a la protesta social, sino también porque actúan indiscriminada y agresivamente como un factor generador de violencia contra la población, en especial, contra estudiantes, mujeres e indígenas, sumado al accionar deliberado de gases en todo el país, dirigidos hacia unidades habitacionales, multifamiliares, medios de transporte masivo (por ejemplo, estaciones de Metro en Medellín y del Transmilenio en Bogotá), entre otros. Los hacemos responsables de atentar contra los derechos humanos, ocasionar graves lesiones y atentados a la integridad física, esta última de forma manifiesta contra la humanidad del bachiller Dylan Cruz, en Bogotá, y las estudiantes seriamente afectadas por los golpes, patadas y torturas por parte de efectivos de este escuadrón en diferentes ciudades del país. EXIGIMOS SU DESMONTE INMEDIATO.

Para la Comunidad Universitaria de la Universidad de Antioquia, la acción colectiva del 21N en apoyo al Paro Nacional y las que siguen, son la continuidad del movimiento en defensa de la educación pública iniciada en 2018, que debe alcanzar nuevos niveles de conciencia, de horizonte político y diferentes grados de movilización donde se rechace entre otras las reformas tributaria, laboral y pensional del llamado paquetazo Duque-FMI por eso, nos declaramos en movilización permanente.

Como lo señala la Mesa Amplia Nacional de Profesores de las Universidades Públicas, MANPUP, para alcanzar una educación superior pública, gratuita, universal, de calidad, como derecho humano fundamental e interdependiente de otros derechos como la vida, la salud, la No Violencia y el buen vivir requerimos encontrarnos en el Congreso Nacional en Defensa de la Educación Pública para finales del primer semestre del año próximo.

LES ESPERAMOS EN LA ASAMBLEA EXTRAORDINARIA

MARTES 26 DE NOVIEMBRE A LAS 9:00 A.M.

BAJOS DEL BLOQUE 16.

¡El profesorado luchando también está educando!

 JUAN ESTEBAN PÉREZ MONTES               SARA YANETH FERNÁNDEZ MORENO

Presidente                                                                   Secretaria

Miércoles, 13 Noviembre 2019 15:46

Carta a La vorágine

JuanGuillermoGomezG

Medellín, 11, 11, 2019

Amigos La Vorágine,

Hace unos años estuve en Santander y tuve la ocasión de conoceros. Vivo en Medellín, y sigo, sin que reporte, sus intensas actividades alternativas. Colombia ha padecido (no es caso endémico en la región) convulsiones políticas en la última década. Ahora nos enfrentamos a un Paro Nacional el próximo 21 de noviembre que, de ante mano, está criminalizado. Saben que al momento que las derechas se ven acosadas, como el mamífero superior moribundo, se muestra más peligroso. Así que la derecha da coces, muerde, pierde todos los escrúpulos, los que nunca ha tenido pero que reclama a los demás.

Como en los años de José Eustasio Rivera, vivimos sumergidos en la violencia. El nombre de la Vorágine resume toda la historia política del siglo XX colombiano. No ha habido, sino para sesudos historiadores, un antes y un después. No: hay una continuidad de un trauma que devora, que consume, que seca las fuentes de la vida y arrebata toda dignidad humana.

En esto estamos, como en esa escena espeluznante de la gran novela, en que se corta con machete las dos manos a un poblador, que levanta sus brazos, y de sus muñones mana sangre como de una fuente oriental. Somos esa fuente oriental que desde hace un siglo mana sangre a borbotones, sin cesar, y que no desperdicia oportunidad para dar a ese manantial macabro motivo como alegre espectáculo de can can.

Les escribo, no sin angustia, en una hora de cambio, sin que se note el cambio. Hay gente rebelde como siempre la ha habido, pero es una hora especial. Millones de gentes van a salir a decir no a este gobierno, no a este Estado, no a estos empresarios de mierda, criminales, déspotas, cínicos, desvergonzados, corruptos hasta las heces, ahítos con sus chequeras con cuentas en el Chase Manhattan Bank y en el Deutsche Bank (no sé exactamente si estas son sus sedes bancarias, pues no estuve comprometido en los Panamá Papers).

Somos muchos y a muchos están matando, masacrando. Somos muchos y antes de que me masacren, les escribo, pues después “para qué”. Mientras respire, todo se puede decir y mientras nos silencien, podemos escribiros a Santander, esa bella joya española del mar del Norte, que logré entrañablemente amar, en los pocos meses que viví allí. Somos muchos y podemos mañana ser menos, al ser masacrados por una derecha infame que, como animal acosado, dispara a todos los frentes, hasta agotar sus casi inagotables proyectiles.

Esta derecha colombiana tiene sus sicarios, sus sicarios a sueldo y sus sicarios de banco, sus sicarios morales y sus sicarios profesores, sus sicarios jueces. El sicariato es una industria enorme y enormemente rentable. No temo caer bajo la balas de ese sicariato. No temo y temo. Temo que me dejen sin brazos para escribir, mutilado mentalmente para no poder protestar contra mis odios fundados.

El odio en mi caso, como en los que vamos a salir a marchar este próximo 21 de noviembre, no es el odio del resentido sino el odio contra el cacique de vereda y contra el cacique de farándula que ordena a matar despiadadamente, manda a asesinar y manda a la soga a quien se interponga a su omni-poder.    

Quiero terminar aquí, porque veo que se me acabó la vena. No deseo abusar de vuestro tiempo, no deseo abusar de vuestra piedad anarquista. Sois anarquistas como salidos del “Apoyo mutuo”. Por eso comulgamos en esta distancia, que es mínima de teclado a teclado, como si estuviéramos sentados al lado, uno al lado del otro. Os palpo. Sé que van a marchar con nosotros en esta jornada del 21 próximo que tiene al centro, a la derecha y a la ultraderecha con los pelos de punta.

Esta jauría, que bien hubiera podido estar a disposición de las JONS, nos jode, nos quiere joder y hasta podrá jodernos…

Abrazos inmensos,

Juan Guillermo

PD. Juan Guillermo [Gómez García]   

Profesor de la Facutad de Comunicaciones, UdeA     

AlmaMater 692 pag19

Reflexiones sobre la situación de la Mesa de Diálogo para la Construcción de Acuerdos para la Educación Superior Pública y alternativas de acción por parte de la Mesa Amplia Nacional de Profesores de Universidades Públicas (MANPUP)

(DOCUMENTO PARA LA DISCUSIÓN - octubre de 2019) Leer documento completo [+]

Introducción

Como parte del gran movimiento por la educación superior de 2018, se conformó inicialmente en el primer Encuentro de Profesores de Universidades Públicas, una “Mesa nacional para coordinar el movimiento en defensa de la educación pública” y negociar con el gobierno nacional. Participaron delegaciones de 11 Universidades; éste pretendía ser un espacio de articulación entre las diferentes asociaciones profesorales, sindicales, gremiales y de representantes profesorales, que recogiera además a profesores(as) no asociados pero activistas de la educación superior pública, y que en coordinación con otros sectores universitarios, negociara salidas a corto y mediano plazo, a la situación crítica de las universidades públicas.

[...]

Propuesta de alternativas

Respecto de la continuidad de la Mesa Nacional de Profesores de la Universidad Nacional (MNPUN), tal como aparece en el Acuerdo, nos encontramos en una disyuntiva: o seguimos conformados con esta denominación, aunque tengamos una participación amplia de profesores(as) de varias universidades públicas; o nos convertimos en Mesa Amplia Nacional de Profesores(as) de las Universidades Públicas (MANPUP), definiendo una nueva forma de participación, organización, toma de decisiones y movilización.

Cualquiera sea la decisión anterior, es necesario decidir si, como una organización ad hoc de profesores(as), continuamos o no en la Mesa de Diálogo. Al respecto, habría dos opciones:

  • Continuar en la Mesa de Diálogo para realizar el taller interno sobre la reforma de Ley 30/92 e intentar consensos con las demás plataformas alrededor de un proyecto que avance en el sentido de una educación superior pública fortalecida y estratégica.
  • No continuar en la Mesa de Diálogo, expresando públicamente nuestras razones con toda claridad, y generar un proceso de construcción de una propuesta de reforma de la ley 30/92 que vaya más allá de los artículos 86 y 87, y presente a la sociedad colombiana un nuevo sistema de educación superior basado en los principios y propuestas del Decálogo por la Educación Superior. Esta propuesta debería entrar en el debate público que se abra sobre reforma de ley 30 y en el proceso legislativo que ocurra en el Congreso de la República.

Mesa Amplia Nacional de Profesores de Universidades Públicas (MANPUP)

Lunes, 28 Octubre 2019 17:04

Horóscopo de noviembre

Horoscopo

Horoscopo 1 Horoscopo 2 Horoscopo 3 Horoscopo 4
 Horoscopo 5  Horoscopo 6  Horoscopo 7  Horoscopo 8
 Horoscopo 9  Horoscopo 10  Horoscopo 11  Horoscopo 12
Página 1 de 10
icon6 icon5 icon3 icon2 icon1 icon4

Asociación de Profesores de la Universidad de Antioquia. Todos los derechos reservados | Medellín 2014

Desarrollado por: Desarrollo web Coviper net services

Casino Bonus at bet365 uk

Redes Sociales

f1

t1

y1

y1

y1